lunes, 18 de septiembre de 2017

No quiero que me lean

Has terminado. Tu novela, libro de poemas o recopilación de relatos esta listo. Han sido cientos de horas escribiendo, retocando, puliendo y arreglando una obra en la que has imprimido todo tu cariño. La relees por penúltima vez y piensas, por primera vez en mucho tiempo, que no quieres cambiar ni un punto ni una coma más. Has preparado una portada acorde al interior del libro y lo has editado de manera que no se escape ni un sólo fallo. ¿Qué es lo que te detiene entonces?.
 Todo escritor que se precie ha pasado alguna vez por este momento. El miedo a ser leído no es nuevo ni entre escritores noveles ni entre los autores de best-sellers más famosos del mundo. Los primeros exponen su obra a un público duro y reticente, que no le conoce y que serán inflexibles en su juicio. El autor consagrado, por contra, pudiera parecer que tiene las cosas más fáciles. La realidad está justo en la orilla contraria. Su obra ya ha tenido éxito y su público espera una obra que esté al mismo nivel que lo ya conocido. Y mantener ese nivel no es nada sencillo. 
 Cuando un escritor escribe,(sin importar condición, estatus, fama u otras milongas), vuelca en su obra parte de su alma. Sus sentimientos, ideas, anhelos y la propia forma de concebir el mundo quedan impregnados en cada letra, linea, párrafo o verso de su obra. Y este es el problema. El miedo a mostrar nuestra vulnerabilidad en público y a que el lector nos vea desnudos y desprovistos de toda protección, nos provoca un tremendo pavor. 
 En cierto modo, el escritor escribe por obligación. Las ideas confluyen en su cabeza y tiene necesidad de sacarlas y plasmarlas en un papel o una pantalla de ordenador. Luego viene el debate interno. La duda surge y nos hace plantearnos si nuestra obra merece la pena. Y esa duda, a mi modo de ver, nunca quedará totalmente resuelta. Si obtienes buenas críticas desde el principio, te plantearás si tu entorno no te esta adulando porqué te quiere y te protege. Si por el contrario recibes palos por todos sitios, tu pregunta será si estás rodeado de la gente correcta. En mi opinión, ni el sol ni la sombra. Muchas de las personas que te digan que tu libro es lo mejor que han leído en años, probablemente estén exponiendo más sentimiento en su juicio del que corresponde, al igual que él que te genera una crítica despiadada y destructiva este más motivado en rencor hacía ti que otra cosa.
 Mi consejo es qué, cuando tu consideres que tu obra esta lista, luches con uñas y dientes por sacarla a la luz. No admitas un no por respuesta, persevera y no permitas que nadie acabe con tu sueño. Al mismo tiempo, escucha con atención las críticas y plantéate si tienen base fundamentada o no. En muchas ocasiones, te mostrarán partes de tu obra que no habías visto y que puedes mejorar. Evoluciona y no tengas miedo a cambiar. No olvides que en cada letra que expones, hay una parte de ti que camina en la sombra. No dejes que nadie la pisotee.

domingo, 27 de agosto de 2017

Microrrelato en "Diario Sur" de Málaga

Hoy han publicado en el diario SUR de Málaga este microrrelato que ya compartí hace tiempo con vosotros. Aquí os dejo el enlace

http://microrrelatos.diariosur.es/microrrelato/pantalon-de-pitillo-91.html


jueves, 24 de agosto de 2017

Mi microrrelato "A VIDA O MUERTE", finalista del II concurso Donbuk de microrrelato

Hoy me han comunicado que mi microrrelato, "A VIDA O MUERTE", ha sido seleccionado como finalista en el segundo concurso DONBUK de microrrelatos.
Aquí teneis el enlace con los ganadores y el resto de finalistas

https://www.donbuk.com/producto/predestinados-vv-aa-reserva/

Y, por supuesto, aquí os dejo el microrrelato

A VIDA O MUERTE

La coge con sus propias manos y la parte en dos pedazos. La herida sangra de manera abundante y aquel pequeño trozo de celulosa es insuficiente para detener la hemorragia. Las constantes del paciente se hunden entre pitidos y alarmas. La tensión en la sala de operaciones se puede cortar con la hoja de un bisturí.
-¡Enfermera, una sutura, que se nos va!-aúlla el cirujano, preso de la histeria.
De repente, por megafonía, se escucha un mensaje demoledor.
-Pepe, ¿quieres dejar el maletín de médico a la niña de una vez?¡No ves que está llorando!-grita una madura voz femenina- ¡Y baja la basura, por Dios!


sábado, 5 de agosto de 2017

Los libros más valiosos del mundo

En cierto modo, cualquier libro puede ser considerado como un pequeño tesoro. Bien sea por su edición, por alguna firma en especial, por su antigüedad o su relevancia, entre los lomos de un libro se han encontrado siempre pequeñas joyas de un valor incalculable. Estos son algunos de los ejemplares más caros:

Código Leicester
Redactado por el gran Leonardo da Vinci, este libro es una recopilación de escritos, bocetos y dibujos. 72 páginas de Astronomía, Meteorología, Cosmología y Paleontología que, en 1994 fue comprado por Bill Gates por 30,8 millones de dólares. 

Evangelios de Enrique el León
Creado en 1188, fue un encargo del príncipe de Sajonia y Baviera. En su elaboración fueron usadas un total de 226 hojas de pergamino. Su precio: 22 millones de dólares. 

Evangelio de San Cuthbert de Lindisfarne
Ubicado en la biblioteca británica desde 2014, se trata del libro europeo más antiguo en perfectas condiciones. Es una copia manuscrita en latín del Evangelio de San Juan. Hallado en la tumba de San Cuthbert en 1104, su precio ronda los 10,7 millones de dólares.

Libro de salmos de 1640
El primer libro impreso en EEUU, se subastó por 14,16 millones de dólares. 

Las aves de América
Libro recopilatorio sobre aves a tamaño natural del pintor naturalista Jhon James Audubon, originario de Haití. Este autor fue pieza clave en el desarrollo del libro de Charles Darwin "El origen de las especies". Su precio: 8,8 millones de dólares.


Los cuentos de Canterbury
Obra de Geoffrey Chaucer, se considera la primera obra literaria escrita en inglés. Data de finales del SXIV y esta compuesta por varios relatos contados en la voz de algunos peregrinos. Su valor pasa de los 7 millones de dólares. 

La Biblia de Gutenberg
Aunque no fue la primera obre impresa por Gutenberg, si fue el primer material bíblico impreso mediante una prensa de tipos móviles. Su tirada fue de 180 copias y hace 30 años uno de sus ejemplares alcanzó un valor de 5,4 millones de dólares. 



miércoles, 5 de julio de 2017

Como escribir una novela. Los pasos básicos

 Seguro que más de una vez has pensado en escribir una novela. Tienes un excelente argumento, la trama e incluso algunos personajes. Incluso le has puesto nombre al protagonista. Entonces te asalta la gran pregunta: ¿por donde empiezo?. He aquí una breve guía:
-Cimientos. El plan maestro o la guía donde esta descrita tu novela. Aunque sólo sea unos esbozos escritos en unas líneas, definirán bien que quieres conseguir y hacía donde lo quieres llevar. Básico.
-Ladrillos. Una vez que tienes la base, ha llegado el momento de poner ladrillos. No puedes hacerlo de cualquier manera ni de forma aleatoria. Hay multitud de sistemas pero a mi, por ejemplo, me resultó muy útil un plano en un folio A3. Has de colocar las secuencias por escenas, engarzando la trama principal con la secundaria. Es, en mi humilde opinión, la parte más crítica del proceso. 
-Cemento. Serían los personajes. Su función es unir la historia y darle vida. Si los personajes son inconsistentes, el edificio no aguantará y se vendrá abajo. Al igual que tu novela. Dedica tiempo a perfilarlos. Incluso puedes hacer fichas sobre ellos.
-Fecha de entrega. Poniéndote una fecha de fin, te marcarás plazos y objetivos. Un consejo: Sé realista. Ponerte un plazo demasiado corto hará que te agobies y abandones mientras que uno demasiado extenso puede hacer que se te olvide. Constancia y perseverancia. No hay más.
-Decoración. Has llegado a terminar de escribir tu novela. Piensas en que lo has conseguido y ves que....no es así. Cuando un edificio esta acabado es frío, inhóspito y poco amigable. Necesitamos algún tiempo de pulido y perfeccionamiento. Pintar las paredes, poner las cortinas, colgar algún cuadro....mimar hasta el último detalle. O en este caso, hasta la última tilde.Revisar, revisar y revisar.
 Escribir una novela no es nada fácil. Es una tarea ardua y compleja pero no imposible. Todo es cuestión de proponertelo y esforzarte al máximo. Si no, fíjate en mi. Un saludo, amigos.